1,2 Volumen

Daniela Libertad

 

¿Qué entiendes por volumen?
Ancho, largo, profundo.
Un crepé, el cabello cardado.
Mirarse de perfil en un espejo.
El aire que infla. 
La voz que levanta palabras.
Un músculo que crece después de muchas repeticiones.
Un sonido que sube; escala en intensidad.
Lo que engruesa. 
Lo que adelgaza.
12 líneas unidas que dibujan un cubo.
Un susurro, un grito.
Una confusión en la cabeza.
Un plomo en el estómago al recibir una mala noticia.
Una conciencia de los límites propios.
Un momento que pasa.
Eco.
Una de las magnitudes resultantes al pensarlas relaciones entre espacio y masa.
Un problema de escalas, de distancias, de alcances, de la capacidad que tenemos para ver e imaginar la materia.
Un alejarse y acercarse constantemente.
Un punto, una línea con conflictos de contención.
El alcance de una mirada, estirar el brazo, dar unos pasos para llegar o para irse, permitir que la mirada abarque o enfoque.
Lo que se hace visible desde los límites que lo contienen, algo que jamás he podido ver desde dentro. 
Lo que se disfraza para poder ser. 
Loque engruesa el pulso, lo que lo hace visible.

 

¿Qué es una escultura?
Algo para ser reconocido mientras se camina en círculos.
Una oportunidad para rodear.
Una incertidumbre constante, circular.
Una incapacidad para completar la mirada.

 

¿Sólo la materia genera volumen?
Toda materia genera volumen.

En términos de experiencia del espectador ¿qué diferencias crees que hay entre las piezas en dos dimensiones y las de tres dimensiones?
El problema, para mí, es la presencia. Las dimensiones me preocupan menos, podría decir que tanto en la bidimensión como en la tridimensión hay un problema de presencia. Creo que la presencia es diferente todo el tiempo, los sentidos que ocupamos para estar cambian y también la manera en la que los usamos. La mirada por ejemplo, distinta frente a un dibujo y a un video. Los ojos no hacen lo mismo cuando miran algo que no se mueve y algo que se mueve. Y ¡qué decir de los ojos! Una se va a lugares diferentes cuando mira algo en movimiento y algo estático. 
(Otro tipo de movimiento) 
Después comienzo a caminar, el cuerpo se mueve, intento rodear un objeto que se sitúa en algún lugar de la sala. La mirada tiene que acomodarse, acostumbrarse, resignarse a la incapacidad de construir un todo desde un solo punto, no puede abarcar si no está dispuesta a pegar cachos, a posicionarse constantemente, a volver a construir lo construido, cansado a veces. Cito a Norma Barragán, -nos peinamos el frente nada más-, nos miramos al espejoy nos preocupamos porque nuestro frente esté arreglado, de nuestro atrás no hay tanto problema. Tal vez porque no siempre tenemos a la vista dos espejos encontrados que generen un infinito y nos permitan ver un atrás mientras miramos de frente. Tal vez porque estamos muy acostumbrados a mirar al frente, porque aún haciendo un arco atrás (término gimnástico) no podríamos ver el atrás de nuestro cuerpo sino el atrás que nuestro cuerpo podría ver (de tener ojos en la nuca) … Valie Export, Dan Graham, y otros tantos ya se habían ayudado de otro ojo (el de la cámara) para poder explorar otras miradas del cuerpo. Un problema de simultaneidad que no podemos abarcar. Creoque ésa es una de las tantas preguntas de la escultura; en relación a la incapacidad propia de rodear sin movernos. Este cuerpo nuestro…

 

¿Cómo cambia la experiencia creativa trabajar con volumen?
Creo que se genera una atención distinta. Al trabajar con volumen una tiene que estar mucho más presente/consciente en peso, altura, anchura, masa. Se piensa con más atención los límites propios. La piel, por ejemplo, que me contiene y separa del resto de las cosas, que me da la oportunidad de saberme diferente a la silla, a la mesa. Hay espacios medios entre mi volumen y el de otro objeto, ese punto que crece o se achica dependiendo de las posiciones y del movimiento. Otros indicadores del volumen: la distancia y los puntos intermedios. Yo que dibujo y hago video, mi atención generalmente se centra en lo que veo de frente, en un plano. La imagen que se mueve, la hoja de papel en blanco. Sin embargo también en lo “plano” hay problemas de espacio, y me atrevo a decir, que donde hay problemas espaciales hay también problemas de volumen. Ahora, ¿desde dónde y cómo está entendido el volumen? Esas son las preguntas que, creo yo, se plantean en toda la exposición. 

 

¿Cómo afecta la luz al volumen? 
Genera calor, combustiona, hace crecer.

 

¿Qué poder / efecto tienen los objetos en el espacio?
El poder de los objetos en el espacio… Hay un asunto de manipulación/convivencia con los objetos que me interesa. Una taza que está en la orilla de una mesa, una pelusa en el ojo, canicas en el piso, flores en una habitación, unos zapatos que rechinan al caminar. Creo que puede hablarse de el poder de los objetos en el espacio, desde los niveles de tensión que generan al ocupar un lugar. Pienso en los sentidos y, por deformación profesional, siempre hablo desde la mirada. Si cierro los ojos todo cambia, me es más difícil responder. Si cerrara los ojos tendría que comenzar a escuchar, tocar, oler, probar. El entendimiento de la tensión/poder sería completamente diferente, si hablamos desde el oído, por ejemplo. Y entonces me pregunto ¿Cuáles son los objetos dentro del sonido? ¿Los tonos, los timbres, las frecuencias, lavibración, la intensidad de onda? ¿Dónde está el espacio? ¿Cómo identifico la tensión?